ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Madre e hijo» (****): Sentimiento de culpa

La cámara, mareante, vomita claridad sobre ese terreno en el que confluyen el amor maternal, la ley, la culpa y la necesidad de expiación

D�a 23/05/2014 - 03.11h

El Nuevo cine rumano, como ya va siendo menos nuevo pues tampoco es una sorpresa. «Madre e hijo» la ha dirigido Calin Peter Netzer, pero es importante decir que el guión es de Razvan Radulescu (detrás de, entre muchas, «4 meses, 3 semanas, 2 días»). La películamira absorta a la Rumanía de hoy, a un hijo apocado, a su madre absorbente y todopoderosa, a una clase social que todavía cree saber lo que es el mando absoluto, y lo hace mediante el drama que salta cuando ese hombre apocado provoca un accidente de coche en el que muere el hijo de una familia muy humilde.

Todo el mareo que provocará esa madre enérgica, adinerada y mandona en el intento de ayudar a su hijo está perfectamente recogido por una cámara también mareante, pero que vomita claridad sobre ese terreno en el que confluyen el amor maternal, la ley, la culpa y la necesidad de expiación. Casi todo el peso dramático y moral del relato lo lleva encima la actrizLuminita Gheorghiu, que encarna con brutal eficacia lo que de tronco y de junco tiene el personaje de la madre, capaz de controlarlo todo y amoldarse a ello, salvo, en realidad y lo más sorprendente, a su involuntaria «víctima», su propio hijo.

Comentarios