ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Maléfica» (***): Engañados desde la cuna

En este lado oscuro de la madeja, que no lo es pues resulta que la heroína tiene un corazón de mantequilla, la historia cobra vida siendo el mundo al revés

D�a 30/05/2014 - 06.11h

Nos llevan toda la vida diciendo eso de que hay que obedecer a tus mayores, honrarles y respetarles y luego resulta que los tíos se pasan la vida engañándote. Que si los Reyes Magos, que si Papa Noel, que si las hadas buenas..., y resulta que hasta lo de la Bella Durmiente era un cuento chino donde los malos son los regulares y los buenos regulares malos. A este paso va a ser que los siete enanitos eran unos sátiros pincha huevos y Blancanieves un pendón desorejado (que no sería de extrañar).

Trae Disney esta nueva versión de la Bella Durmiente desde el lado negro, que por lo visto es lo contrario de lo que nos han contado. Pillaron a Angelina Jolie para hacer de Maléfica y por ahí ya se ve que los pajaritos disparan a las escopetas porque si piensan que por ser Maléfica quien es nos vamos a poner del lado de la buena la llevan clara. Con Angelina al fin del mundo, por supuesto.

Así que en este lado oscuro de la madeja, que no lo es pues resulta que la heroína tiene un corazón de mantequilla, la historia cobra vida siendo el mundo al revés: un rey-padre tarado, el corazón negro de despecho y venganza por su propia traición, hadas torpes y envidiosillas y un príncipe que es más soso y bobo que Ken ante Barbie.

Aparte de la original apuesta de no todo es lo que parece, la puesta en escena es algo más que rutilante, espectacular en grado sumo aunque el film tenga ciertos vaivenes en su narración que le quitan encanto, pero no por eso resulta menos agradable a la vista, sentido que se lleva el 80 por ciento de la película. El resto es producto de la engañifa y la nueva versión cautiva mucho más que el legendario cuento que, de blandito, siempre se nos derretía entre las manos...

Comentarios