ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «X-Men: Días del futuro pasado» (***1/2): Cristiano juega con Gento

Cuando McAvoy, Fassbender, Jackman y cía agarran los diálogos el espectáculo es de primera, con un malo (Peter Dinklage) que habría soñado Hitchcock

Día 06/06/2014 - 18.24h

La idea de viajar al pasado para arreglar el futuro es ya un clásico del que cuesta extraer nuevas experiencias, como en los paquetes de las viejas agencias a las ciudades más transitadas. Pero Bryan Singer es un guía veterano, cuya cara de niño esconde casi medio siglo. Su conocimiento de Hollywood es tan profundo que nada le resulta más natural que contar la eterna lucha contra el mal en un entorno de gente con superpoderes.

En su tercera entrega sobre la pandilla mutante ?la única que no ha escrito? logra el milagro de combinar el crossover (o cruce de historias y personajes, dicho en castizo) con los paseos por el tiempo y un reparto tan superlativo que lo difícil es que sus estrellas no se peleen por salir del banquillo. Lo que hace Singer es poner en la misma alineación a Cristiano Ronaldo, a Bale y a Gento, a Juanito y a Butragueño. Lo más difícil no es el aspecto técnico, sino que no tropiecen ni se hagan malos gestos.

El resultado del experimento es excepcional, a poco que le gusten al espectador las películas moviditas. Pero incluso el público tirando a viejuno, me consta, sabrá disfrutar con la inteligencia con la que Simon Kinberg, Jane Goldman y los otros guionistas dosifican sus sorpresas y logran que cada estrella tenga sus cinco minutos de gloria, y sin necesidad de exagerar los minutos de descuento, pasadas las dos horas reglamentarias. La película, por ponerle algún pero, brilla más en el plano corto que cuando la cámara se aleja para no quedar destrozada durante las batallas. Ahí es donde los planos, puro músculo, se vuelven más impersonales, un recurso de realizador cuando el juego de verdad, entre los personajes, está parado. Porque cuando McAvoy, Fassbender, Jackman y cía agarran los diálogos el espectáculo es de primera, con un malo (Peter Dinklage) que habría soñado Hitchcock.

Queda la duda, por último, de si los seguidores más puristas de la saga no se sentirán molestos con algún detalle. Podría ocurrir.

[El próximo 15 de junio, por solo 1 euro, consigue con ABC «X-Men: Primera generación»]

Comentarios