ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Violette» (***): La soledad como cuna del arte

Película llena de coraje que no solo habla de espíritus atormentados, sino también de cómo la lucha permanente por salir del hoyo tiene recompensa

Día 13/06/2014 - 06.28h

Halagada en media Europa, «Violette» es la búsqueda por parte de Martin Provost de Violette Leduc, una escritora que eligió el camino de la valentía para huir de la soledad, de una existencia vacía en la que la búsqueda del amor la llevaba a un precipicio del que solo se libraba por medio de la escritura. Escribía para salvarse. A medio camino entre la locura y la neurosis, este camino de Provost es, al igual que ya hizo con «Séraphine», complejo, difícil de asimilar y crudo de ver.

Sin embargo, es una película llena de coraje en la que no solo se habla de espíritus atormentados, sino también de cómo la lucha permanente por salir del hoyo tiene recompensa. Leduc fue, en un camino lleno de espinas, la primera en no solo inspirar a Simone de Beauvoir, sino a todas las mujeres en su sendero de la emancipación. Una película con ciertos altibajos, larga y algo lenta, pero plena de calidad y sentido.

Comentarios