ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «New world» (****): Olor persistente a jaque mate

Crítica de «New world» (****): Olor persistente a jaque mate

Park Hoon-jung lleva su película a esos territorios turbios donde el bien y el mal se confunden y las traiciones y el poder son dados que se tiran de nuevo en cada jugada

D�a 20/06/2014 - 02.26h

Tiene un punto reconocible en aquel «Infernal Affairs» del que sacó luego Scorsese su «Infiltrados» , pues es un «thriller» de nervio oscuro y de complejas relaciones entre dos líneas de fuego, la mafia y la policía. El coreano Park Hoon-jung lleva su película a esos territorios turbios donde el bien y el mal se confunden, las traiciones, las pertenencias, las lealtades y el poder son dados que se tiran de nuevo en cada jugada. El argumento es una constante agitación del cascabel de una serpiente y uno asiste fascinado siempre al siguiente movimiento, como si hubiera un persistente olor a jaque mate en ese juego entre la presentación de personajes y la acción inmediata y violenta. La relación llena de sombras y complejidades entre el trío protagonista, el policía, el infiltrado y el recambio para dirigir el entramado mafioso, está untada de letra shakespeariana, y tan sólo sobra (a mi modo de ver) un aclarado a pie de página al final de la película que resultaba más atractivo sospechado que evidente. Magnífica película, con codos prietos para sacar músculo y para reflexionar sobre ella. Y climática interpretación de Choi Mink Sik, el de «Old boy».

Comentarios