ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «El chico del millón de dólares» (**): Nobleza flácida

Crítica de «El chico del millón de dólares» (**): Nobleza flácida

Es una película filmada con nobleza, con cierta fe y un aquél que la hace resultar agradable, pero si no rascas ni con la uña

D�a 24/10/2014 - 05.50h

Hay un punto de inflexión en Hollywood en el que cualquier idea interesante se vuelve nimia, casi estúpida. Esta no llega a tanto, pero sí que envuelve la trama original en una ñoñería que hace que la última media hora sobre, y sobre mucho, porque el final es más que previsto. La búsqueda de un yo perdedor que al redimirse a sí mismo se convierte en triunfador no es que esté trillado, es que pones la primera cara del singles y suena la segunda del desgaste.

Al ?Chico del millón de dólares? le pasa lo mismo. Es una película filmada con nobleza, con cierta fe y un aquél que la hace resultar agradable, pero si no rascas ni con la uña. En cuanto intentas profundizar todo es blando, rosa pálido, dulzura tan dulce que resulta casi repelente. Jon Hamm hace un buen trabajo, como todos los actores, pero el desarrollo de la trama va en clara cuesta abajo por el carril del infantilismo y, sobre todo, de un guión lleno de demasiados caramelos.

Comentarios