ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Los niños del cura» (**): El descontrol de natalidad

Crítica de «Los niños del cura» (**): El descontrol de natalidad

Una astracanada que convierte en jocosos algunos de los puntos más polémicos y discutidos socialmente del mundo católico

D�a 07/11/2014 - 11.58h

No es difícil verle las costuras a esta coproducción serbocroata que ha sido el gran éxito de taquilla en Croacia, pues las muestra al público sin pudor ni complejos: es una astracanada que convierte en jocosos algunos de los puntos más polémicos y discutidos socialmente del mundo católico, y en especial el del uso de anticonceptivos. El director, Vinko Bresan, articula la historia como si fuera, en realidad, un Sacramento, pues se trata de la confesión de un sacerdote a otro. Se narra, pues, lo que ya ha pasado, y en un tono musicalmente esperpéntico.

El argumento reúne en un pequeño pueblo a un cura joven y de escaso carisma que ha de sustituir al viejo y popular cura, a unos cuantos personajes entre fellinianos y marianos (de Ozores), como el kiosquero que vende preservativos, su esposa que le acusa de asesinar a gente por ello, los representantes municipales del poder y la oposición, el cartero y demás feligreses. El macguffin es el preservativo y el motor que mueve la intriga y que da pie a la sátira tragicómica es la aguja que los pincha...

Da la impresión de que Bresan, en su crítica domesticada a la Iglesia y a los «tics» de cierta feligresía, pretende extraer humores no corrosivos, y conforma un retrato localista amablemente agrio y engalanado de cierto toque moral y humanista. No está del todo claro lo que la película encuentra, si una crítica suave o un elogio desaliñado, pero lo que está claro es que busca aplauso popular.

Comentarios