ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?» (**): Racistas sin fronteras

Crítica de «Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?» (**): Racistas sin fronteras

Lo fundamental, que era hacer reír, se confía a unos chistes de gala navideña, más voluntariosos que ofensivos

D�a 19/12/2014 - 01.44h

El mayor éxito de taquilla en Francia en 2014 auguraba una comedia moderadamente incorrecta y muy divertida, cargadita de tópicos, al estilo «Bienvenidos al norte» o su equivalente vasco-andaluz. El punto parecía dar juego: un matrimonio «bien» con cuatro hijas que parecen competir por el premio Unicef.

La mezcla entre familias blancas, amarillas, árabes, judías y de algún otro color permite demostrar que todos somos racistas, pero lo fundamental, que era hacer reír, se confía a unos chistes de gala navideña, más voluntariosos que ofensivos.

Los guionistas tampoco se toman la molestia de llenar los huecos entre escenas y desvían el dilema al departamento de carteles («Un año después», «Seis meses más tarde», etcétera). El final, justo es reconocerlo, levanta algo el vuelo y deja una sensación de engañoso bienestar. El real quizá no existe.

Comentarios