ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «La pirámide» (* *): ¡Qué miedo, por Anubis!»

La película es tan mala (tan pulp, si así lo prefieren) como las de la Hammer, pero está bien rodada y en más de una ocasión consigue su propósito de meternos un miedo faraónico en el cuerpo

D�a 24/04/2015 - 12.50h

Egipto ahora tiene otros problemas pero para cierto tipo de cine nada cambia a la hora de revisitar su imaginario: pirámides, momias y arqueólogos que encuentran la horma de su bota antes de poder deletrear «expolio».

Tras un plano de cortesía dedicado a las revueltas del Cairo, nos sumergimos rápidamente en las entrañas de una pirámide recién descubierta en lo que viene siendo el extrarradio cairota. Que sólo tenga tres lados debiera servir de aviso pero nada arredra a nuestros intrépidos protagonistas, que interpretan en carne propia su versión de «Cinco negritos» en el laberinto.

Pasadizos que se cierran, rutas en bucle, empalamientos, gatos mutantes: todo lo que ya era parodia en Indiana Jones se puede rescatar en nombre del espíritu incorrupto de la serie B. La nueva premisa del cine de terror digital a lo [REC], es decir, que sólo vemos lo que registran las cámaras que portan los personajes, humanos y algún robot, se abandona pronto en aras de una mayor efectividad.

Y hay que decir que la película es tan mala (tan pulp, si así lo prefieren) como las de la Hammer, pero está bien rodada y en más de una ocasión consigue su propósito de meternos un miedo faraónico en el cuerpo.

Comentarios