ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Lazos de sangre» (***): Historia de dos hermanos
Clive Owen y Mila Kunis

Crítica de «Lazos de sangre» (***): Historia de dos hermanos

Antes de que tiremos la toalla nos mantiene intrigados durante una parte razonable de su (estirado) metraje

D�a 22/05/2015 - 12.04h

Esta película es un ejemplo de manual del carácter híbrido del film noir, ese término francés que nació para designar un género (o un estilo) norteamericano y que hoy es un formato universal, aquí o en Hong Kong. Veamos: un actor/director francés firma aquí un remake de un polar que él mismo protagonizó en Francia, pero que ahora ambienta su acción en el Nueva York de 1974. Pero hay más. El coguionista es el americano James Gray, quien a su vez dirigió, en «La noche es nuestra», una trama muy similar de dos hermanos enfrentados desde lados opuestos de la delgada línea azul: vamos, que uno es un poli y el otro un ladrón más o menos irredento.

Lo que sale de este mestizaje es un plato de cocina internacional, como era de temer. Es algo que no suele funcionar pero antes de que tiremos la toalla nos mantiene intrigados durante una parte razonable de su (estirado) metraje. La ambientación, en lo peorcito de Brooklyn, es soberbia pero la banda sonora del (estupendo) pop de la época es muy tópica. El estilo, menos efectista del que tendría un thriller nativo, mezcla de forma curiosa ritmos europeos (mucho drama, mucha mirada intensa) y el estilo realista del cine americano de los 70 (cuyo espíritu encarna un patriarcal James Caan).

A caballo entre Francia y América, y entre el cine americano de ahora y el de su última época dorada, se resiente el trabajo de algunos actores: dos grandes como Marion Cotillard y Clive Owen no saben muy bien qué hacer con sus personajes.

Dirección: Guillaume Canet.

Intérpretes: Clive Owen, Mila Kunis.

Comentarios