ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «El camino más largo para llegar a casa» (***): La nueva soledad

Crítica de «El camino más largo para llegar a casa» (***): La nueva soledad

Cuentan las peripecias de un hombre que sale en busca de ayuda para el perro de su mujer y se deja las llaves en casa

D�a 29/05/2015 - 13.48h

No es difícil augurar a Sergi Pérez y su largo camino de regreso a casa muchos premios y una taquilla corta, al menos antes de los Goya. Y como suele añadirse: ojalá este vaticinio sea un desastre, en lo referente al público. Pérez asegura que rodó su película «con el estómago», que es casi lo contrario de «para comer». Sin pensar en el éxito, como los grandes artistas, el director y sus coguionistas (Eric Navarro y Roger Padilla) cuentan las peripecias de un hombre que sale en busca de ayuda para el perro de su mujer y se deja las llaves en casa. Y con este resumen hemos anticipado (espoileado) medio argumento sin desvelar prácticamente nada.

Pérez demuestra una forma de narrar cargada de voluntad de estilo. Puede resultar hipnótica o espantar al espectador medio. Usted dirá. La elección del protagonista es consecuente. Borja Espinosa, presente en cada plano, dota de autenticidad al personaje, del que sabemos muy poco y descubrimos lo justo. Es un actor con gran experiecia teatral, absolutamente convincente, apenas conocido fuera de Cataluña. «El camino más largo para llegar a casa» no es una propuesta radical, pero sí hermética, hasta cierto punto improvisada y siempre coherente consigo misma, sin concesiones ni guiños al tendido. Podría ser obra de Jaime Rosales (¿quiénes recuerdan «La soledad»?), un elogio descomunal que no le dirá nada a casi nadie.

Comentarios