ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Requisitos para se una persona normal» (**): Entrañable ejercicio de cariño con trozos de dulzura
Leticia Dolera, en una escena de su película

Crítica de «Requisitos para se una persona normal» (**): Entrañable ejercicio de cariño con trozos de dulzura

Dolera ya había mostrado muy buenas formas en los cortos que había realizado anteriormente

D�a 05/06/2015 - 02.02h

Si tienes hambre, comes; si estás cansado, te paras; si tienes sueño, duermes. Cosas naturales, sencillas, del día a día. Pues ese es el planteamiento de Leticia Dolera a la hora de abordar su ópera prima, que parece tan simple como el anunciado anterior, pero que lleva dentro bombas de relojería, las mismas que Dolera desactiva con la facilidad del que anda, con una dulzura y ternura en su quehacer que desarma todos los problemas y tintes oscuros de la dura vida que llevamos.

Dolera ya había mostrado muy buenas formas en los cortos que había realizado anteriormente, pero explota desde su simpatía natural en esta película que narra el esfuerzo de la gente por ser feliz en base a unos baremos que, evidentemente, son falsos. Dolera filma desde el corazón, se guía por él y todo lo fía al cariño y a la dulzura con la que ha rodado un filme que está muy dentro del cine indie norteamericano, el puro, el auténtico, no el que luego se ha ido enfangando de engreída pedantería y pseudointelectualidad.

Por el contrario, Dolera exhibe su trabajo sobre una balsa de aceite, si bien lanza dardos sutiles (la escena de la galería de arte es sublime) a la bobería intelectual y deja en el aire una enseñanza vital: nada de lo prefijado por la sociedad sirve si el corazón no lo respalda. Aunque la trama es evidente y todo se ve venir con facilidad, la chispa y la frescura de la película, la simpatía con lo que la pizpireta Dolera recorre el sendero de principio a fin, la dota de una altura muy superior a la prevista.

«Requisitos para ser una persona normal»

Comentarios