ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Paraíso» (***): Gordos anónimos

Crítica de «Paraíso» (***): Gordos anónimos

Alfredo y Carmen viven felices su sobrepeso, hasta que un ascenso laboral los empuja a la tensión infernal del D.F.

D�a 10/07/2015 - 18.21h

Hay muchas maneras de afrontar el sobrepeso. Se puede tomar a risa, como hacía Daniel Sánchez Arévalo en «Gordos» sin perder profundidad, o en serio, camino elegido por esta película mexicana producida por Gael García Bernal y Diego Luna. Con la vida ocurre algo similar. Alfredo y Carmen viven felices su sobrepeso, hasta que un ascenso laboral los empuja a la tensión infernal del D.F. La mujer remata el cambio, cuando le da por probar una nueva dieta. Él la llevó al falso paraíso de la gran ciudad y ella lo arrastra a la tiranía de la báscula.

La cinta recurre al viejo modelo que inventó «Marty», con dos protagonistas desconocidos y poco agraciados, dos personas normales con los que sería fácil identificarse si no fuera por nuestra absurda hambre de héroes y porque a nadie le gusta verse reflejado en un espejo cruel. El conflicto surge cuando los cambios en la pareja son asimétricos. El metabolismo es caprichoso y «Paraíso» acierta en la claridad de su diagnóstico endocrino y conyugal, Las glándulas del matrimonio empiezan a funcionar mal y los acontecimientos se precipitan.

Mariana Chenillo lo cuenta todo con fluidez, sin abusar del mensaje ni adentrarse en oscuros interiores en busca de la belleza. Andrés Almeida y Daniela Rincón hacen un trabajo impecable y llevan todo el peso de la película, con perdón, mientras que Miryam Gallego aporta el toque español

Comentarios