ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Bernie» (***): La abeja y la avispa

Crítica de «Bernie» (***): La abeja y la avispa

El efecto Linklater mueve montañas. De ahí que este filme, hecho en 2011 vea la luz española cuatro años después

D�a 13/08/2015 - 16.30h

El efecto Linklater mueve montañas. De ahí que este filme, hecho en 2011 vea la luz española cuatro años después. Y estamos de enhorabuena pues era oro puro y no se entiende que fuera invisible por estos lares. Con un presupuesto mínimo de cinco millones y la ayuda de sus amigos, que trabajaron por lo mínimo, Linklater levanta una trama en el que difumina con astucia la frontera entre el bien y el mal. De hecho las confunde tanto que el ejecutor es el bueno y la víctima (grandísima Shirley McLaine) una bruja a la que da ganas de desollar desde la primera toma.

Linklater hace un boceto audaz en el que mezcla testimonios, ficción, documental y realidad casi a partes iguales. El resto lo deja en el peso de los actores, que están magníficos. Se tiende a pensar en Jack Black como un actor liviano, casi artificial, pero resulta algo ficticio cuando cae en sus manos un papel como este, que le entra en la piel sin una mínima arruga. Incluso McConaughey ofrece un adelanto de la sorprendente transformación que le llevó al Oscar. En suma, un tesoro casi oculto de indudable valor.

Comentarios