ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «American Ultra» (**): La CIA no tiene arreglo

Crítica de «American Ultra» (**): La CIA no tiene arreglo

El cine norteamericano suele sentir un gran placer democrático al bombardear sus servicios de inteligencia con la idea de que allí se esconden los tipos más miserables del planeta

D�a 11/09/2015 - 06.12h

Lo que sabe cualquier persona de la CIA lo sabe gracias al cine americano, que suele sentir un gran placer democrático al bombardear sus servicios de inteligencia con la idea de que allí se esconden los tipos más miserables del planeta: los malos de la CIA, en este género de películas, tienen las mismas motivaciones y conspiraciones que Fu-Manchú. Y también sabemos otra cosa por el cine, esa especie de que el más tonto hace botijos y que tras un ser anodino y torpe se oculta una máquina de matar que fue entrenada en un programa secreto y ahora desechada por la CIA y por el más peregrino de los macguffins.

Sobre estos dos ya tópicos se levanta esta película de acción dirigida por Nima Nourizadeh, quien sí propone al menos una relación singular, la de su pareja protagonista, Jesse Eisenberg y Kristen Stewart, donde la confusión entre vulnerabilidad y fortaleza adquiere momentos gloriosos tanto de romanticismo como de cómica parodia. Ambos actores llenan de todo esto, vulnerabilidad, fortaleza, romanticismo y parodia, los absurdos papeles que les otorga el guión, en una imposible mezcla de Bourne y Eduardo Manostijeras. Pero aún colea el verano, y uno puede permitirse el perder un buen rato entre persecuciones, liosas conspiraciones y una acción tan sorprendente (y brutal) que consigue añadirle a la jeta de por sí perpleja de Eisenberg un constante signo de interrogación.

Comentarios