ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Los héroes del mal» (**): Más patología que rebeldía

Crítica de «Los héroes del mal» (**): Más patología que rebeldía

Zoe Berriatúa consigue situar al espectador en ese terreno tan común como olvidado de las dificultades de la adolescencia, la soledad, la sensación de jungla

D�a 11/09/2015 - 06.12h

En su primer largometraje, Zoe Berriatúa consigue situar al espectador en ese terreno tan común como olvidado de las dificultades de la adolescencia, la soledad, la sensación de jungla, hambre y depredación, y arranca en ese terrible momento de marcar territorio al principio de curso. Es lo mejor de la película, la descripción de esos detalles que convierten a un joven en el centro de la diana de sus compañeros de clase.

Esa circunstancia une a los tres protagonistas, y es ahí cuando Berriatúa se pone la venda para que su historia vague sin rumbo hasta el final, y le endose al personaje principal, el que interpreta Jorge Clemente, un carácter patológico que destruye lo que parecían sus intenciones iniciales: no es el retrato de un chaval que confunde su papel, sino el de los albores de un psicópata al que los demás de la clase detectan al instante.

El argumento pierde la lógica y el sentido, del mismo modo que le da la espalda a algo esencial, los ambientes familiares: nunca se encuadra a los tres «héroes» en otro entorno que el de la automarginación. La asfixia de una película de jóvenes en la que no hay nadie ni nada positivo.

Comentarios