ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «The propaganda game» (**): El oasis norcoreano

Crítica de «The propaganda game» (**): El oasis norcoreano

Cao de Benós, que no es actor, hace sin embargo una interpretación magistral, mientras que la película da por buena esa idea de contubernio global contra la verdad coreana

D�a 30/10/2015 - 08.45h

Si el documental milagrosamente filmado por Álvaro Longoria no nos engaña, en Corea del Norte hay un tipo de Tarragona que vive allí tan ricamente, como si fuera inmune a Kim Jong-un al estilo de esos personajes muy de campo que meten la mano en un saco de escorpiones y juegan con ellos.

Se llama Alejandro Cao de Benós y es el que ha permitido que entrara en ese cofre de país la cámara de Longoria, y a cambio de filmar pues se le deja hacerle a esa cámara una serie de consideraciones sobre el paraíso coreano y sobre el juego propagandístico mundial que hay contra ese santo regordete que los gobierna, y más cosas. La cámara de Longoria se mueve por el país como los tres rusos de Ninotchka, pero atrapa la sensación extraña de un día tranquilo en la jaula del tigre mientras merienda.

Cao de Benós, que no es actor, hace sin embargo una interpretación magistral, mientras que la película da por buena esa idea de contubernio global contra la verdad coreana. En fin, mucho más entretenida y elocuente de lo previsto.

Dirección: Álvaro Longoria. Documental.

Comentarios