ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de Flow (***): Película de acción interior

Crítica de Flow (***): Película de acción interior

El debutante David Martínez realiza un triple salto mortal con esta película, rodada en nueve días, con solo nueve personas en el equipo y un único actor principal.

Día 12/11/2015 - 19.53h

El debutante David Martínez realiza un triple salto mortal con esta película, rodada en nueve días, con solo nueve personas en el equipo y un único actor principal. La prometedora Berta Solanas aparece en unas pocas escenas y monstruos como Concha Velasco, Emilio Gutiérrez Caba y Lluís Homar prestan su apoyo «telefónico». El resultado es necesariamente experimental, a propósito del derrumbe de un ser humano, un actor que a ratos recuerda al protagonista de «Birdman» y que se permite el lujo de interpretar hasta cuatro papeles distintos.

Especialmente atinada es la imitación que hace Juan del Santo de Marlon Brando como Vito Corleone (también se pone, de forma menos explícita, una camisa de cuadros que recuerda al vestuario de Terry Malloy en «La ley del silencio»), en una película en la que destacan sus fogonazos de lucidez. No acaparará las mejores salas ni el gran público sabrá o podrá disfrutarla, pero en algún lugar alguien escuchará este llanto del lobo, el dolor de un hombre aislado de la manada, en el escenario de una sala desnuda y, lo que es peor, fuera de ella.

Comentarios