ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «The assasin» (*): Plomiza pedantería

Crítica de «The assasin» (*): Plomiza pedantería

Que le dieran el premio a mejor director solo se entiende si el jurado estaba plagado de pseudo intelectuales pagados de sí mismos o que ese día tuviesen una resaca de mil demonios

D�a 26/11/2015 - 21.43h

Hou Hsiao-Hsien ganó en Cannes el premio al mejor director por esta película. Si el premio hubiera sido para su director de fotografía sería lógico pues su belleza en este apartado es innegable. Que se lo dieran a él solo se entiende si el jurado estaba plagado de pseudo intelectuales pagados de sí mismos o que ese día tuviesen una resaca de mil demonios. Hsiao se caracteriza por hacer películas de esas en las que uno no para de mirarse el ombligo en vez de mirárselo al espectador. Esta, como todas las suyas, son de un plomizo tremendo, solo aptas para ese que intenta hacerse el culto y así intentar ligarse a la beldad de turno, o bien para meterse en el selectísimo grupo de presuntos intelectuales de Daniel Day Lewis e ir de interesante.

Nada en «The Assassin» se entiende, el argumento es deslavazado, el guión no existe y, o te lees la sinopsis antes, o no te enteras de nada pues no hay un solo engarce entre escena y escena. Y es soporíferamente lenta. Lo hace a propósito, para ir de guay y moderno, pero es un pestiño del diez, y la película entera dura 108 minutos pero parece que durara cinco horas. Es de suponer que gustará mucho en esos círculos de puristas que suelen mirar a los demás con desdén y altivez rayana en la soberbia, pero para los tristes mortales sería mejor que Hsiao se mirase al espejo, se dijese qué guapo y listo soy y dejara de torturarnos a los demás con su infantil y patética pedantería.

Dirección: Hou Hsiao-Hsien. Con: Shu Qi, Chang Chen, Ethan Ruan.

Comentarios