ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Nadie quiere la noche» (***): Frío polar, fría Coixet

Crítica de «Nadie quiere la noche» (***): Frío polar, fría Coixet

La directora camufla los sentimientos de los personajes, lo cual es a su supuesto estilo (apasionado como un quinceañero) un acto antisistema, una patada en sus partes blandas

D�a 27/11/2015 - 08.47h

Ya empieza a ser habitual que Isabel Coixet sortee en cada película su supuesto estilo, aunque aún conserve de él esa especie de presunción en los títulos. En «Nadie quiere la noche», Coixet camufla los sentimientos de los personajes, lo cual es a su supuesto estilo (apasionado como un quinceañero) un acto antisistema, una patada en sus partes blandas, pues narra una historia muy emocional entre dos mujeres que luchan contra el frío polar y contra su decepcionante espera. Coixet ha rodado esta película en los aledaños del Polo Norte, o sea, como en el interior de una nevera, y tiene, además de imágenes fascinantes y una temperatura aterradora, muy poca acción más allá de controlar el frescor de los sentimientos, envueltos entre pieles y que sólo asoman con un equilibrio muy lejano al habitual descaro Coixet.

La figura central, e invisible, es el explorador Robert Peary (el primero ?dudas históricas al respecto- en llegar al Polo Norte), aunque el protagonismo lo centran su mujer Josephine (Juliette Binoche) y una esquimal (la actriz japonesa Rinko Kikuchi) atrapadas en esa noche que nadie quiere.

Es curiosa la capacidad, también nueva, de Coixet para que una capa de antipatía recubra la piel del personaje de Juliette Binoche y el de su invisible marido, pero le proporciona cierto calor al plano el encanto rudimentario de la esquimal Kikuchi, con una de esas sonrisas francas del «antes» en los anuncios de limpieza dental. La relación entre esas dos mujeres en el interior de la nevera, su acercamiento, su imposible armonía, es dónde hay que rascar para sacarle la sustancia a esta arriesgada e incómoda película, aunque ponga excesivo tiempo y espacio helado alrededor de esa sustancia.

Comentarios