ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Un paseo por el bosque» (***): Dos hombres y un camino

Crítica de «Un paseo por el bosque» (***): Dos hombres y un camino

El hombre ordenado y sensato junto al viejo amigo fullero, bebedor y oportunista. No hay más en la película

D�a 11/12/2015 - 09.47h

Robert Redford leyó el libro de Bill Bryson sobre su caminata durante meses hasta atravesar el sendero de los Apalaches, y se vio haciéndolo: no el sendero, sino el proyecto, y produjo y protagonizó la película. Es una historia de superaciones, un ejercicio de autoayuda, el reto de casi un anciano (él) para encontrarse a sí mismo, eso que siempre se dice cuando planta uno a la pareja, pero que en este caso, el de la película, al menos, suena a real (es lo único que tiene que hacer en la película su esposa, Emma Thompson, creérselo, y se lo cree).

Como Redford es muy listo, se hace acompañar para ese viaje de otro actor, su réplica en un espejo deformante, personaje magnífico que interpreta Nick Nolte, con lo que la aventura senderista adquiere el color de la comedia y los tintes del esperpento. El hombre ordenado y sensato junto al viejo amigo fullero, bebedor y oportunista. No hay más en la película, ese resuello de dos hombres de edad provecta mientras repasan lo que han sido y lo que no. Aunque se les cuela en uno de sus tramos (desgraciadamente, pequeño) la compañía de una mujer, una excursionista plomo y lapa que interpreta Kristen Schaal y que se convierte en lo mejor de la historia.

El director es Ken Kwapis, cuya tarea consiste en seguir a estos dos tipos que llevan ya el papel de cualquier personaje escrito en la cara -en especial Nolte, que la conserva en toda su degradación-, y que sólo tiene que estar allí, filmando, cuando ellos digan algo.

Dirección: Ken Kwapis. Con: Robert Redford, Nick Nolte.

Comentarios