ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «De padres a hijas» (**): Legados indigestos
«De padres a hijas»

Crítica de «De padres a hijas» (**): Legados indigestos

En esta historia de padre e hija la relación es sumamente traumática

Día 01/01/2016 - 08.24h

El título delata la naturaleza del argumento, una relación paterno filial, pero también sugiere la esencia de lo que realmente quiere contar de esa relación: la transmisión, el legado, el aroma que deja en una persona el contacto con su progenitor. En esta historia de padre e hija, la relación es sumamente traumática, y el director, Gabriele Muccino, nos la relata en dos tiempos precisamente para que veamos no tanto las amarguras de esa relación como el efecto que ella ha dejado en la hija.

No es el relato de ese escritor traumatizado por la muerte de su esposa y por la huida miserable de su talento mientras ha de domesticar sus ansias por escribir, por mantener a su hija pequeña o por contener las embestidas de su familia por arrebatarle la custodia; si no más precisamente es el relato de esa hija ya adulta que muestra sus heridas y su inestable vida mientras que unos «flashback» (recuerdos de su vida llena de incertidumbres junto a su padre) pretenden justificarla. Le otorga algo de profundidad la capacidad de Russell Crowe para sublimar el melodrama mediante su fortaleza y su debilidad, su voluntad firme y su impotencia y enfermedad, aunque la historia de la hija adulta, que interpreta Amanda Seyfried, resulte algo crispada, espinosa y finalmente banal. A Muccino se le vence la potencia de un escritor con el Pulitzer hasta lo melifluo de su hija estigmatizada, o de bofetada, que rima.

Comentarios