ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Bendita calamidad» (*): El secuestro más torpe del mundo

Crítica de «Bendita calamidad» (*): El secuestro más torpe del mundo

Quizá haya que tener menos años o mejor humor que el autor de estas líneas para reírse de la impericia que demuestran los personajes

Día 15/01/2016 - 12.43h

Gaizka Urresti, cortometrajista «engoyado» por «Abstenerse agencias», dirige esta comedia que, apoyada en su éxito en Aragón, donde fue rodada, aspira a asaltar los cines de toda España. Es imposible no mirar con buenos ojos esta película rodada gracias al micromecenazgo, que incluye un homenaje final a Álex Angulo y cuya única pretensión es hacer reír con un argumento nada pretencioso. Dos hermanos en apuros aceptan el consejo de un abogado sin escrúpulos (Enrique Villén) y perpetran el secuestro más torpe de la historia, con lo alto que estaba el listón.

Dicho esto, probablemente haya que tener menos años o mejor humor que el autor de estas líneas para reírse de la impericia que demuestran los personajes de «Bendita calamidad». En cierto modo recuerdan a los de «Fargo» (la película o la serie), pero con más ansiedad cómica, que por supuesto juega en su contra. Carlos Sobera, en el papel de oscuro constructor, y Luis Varela, como obispo de Tarazona, son lo más destacado de un reparto en el que los veteranos van algunos pasos por delante.

Dirección: Gaizka Urresti. Con: Jorge Asín, Nacho Rubio, Luis Varela.

Comentarios