ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Cuando cae la nieve» (**): Un volcán muy gélido

Crítica de «Cuando cae la nieve» (**): Un volcán muy gélido

El argumento es clásico: espía espía a espía y se enamora de él, y viceversa, hasta el punto de que ya no puede espiarle, pero queda el pasado, que acabará engulliendo a todos, o a casi todos

Día 28/01/2016 - 21.43h

Dirección: Shamim Sarif. Con: Rebecca Ferguson, Charles Dance, Sam Reid.

Sucede en ciertas ocasiones que se anuncia una película y, ya sea por el cartel, la trama que anuncia, el mismo título o incluso la elección de actores y director, el filme en sí se te vuelve perezoso, otras veces gélido y en otras duro como el pedernal. En esta ocasión se trata de un thriller romántico dirigido por Shamim Sarif, basado en la novela que la propia directora escribiese en 2004.

El argumento es clásico: espía espía a espía y se enamora de él, y viceversa, hasta el punto de que ya no puede espiarle, pero queda el pasado, que acabará engulliendo a todos, o a casi todos. Visto que la historia ha sido recreada mil veces, queda la forma de contarla, el desarrollo que se le da a la idea. Y muy bueno tiene que ser para que destaque sobre un camino tan trillado. Digámoslo pronto: no lo logra. No es original, ni tiene gancho ni es lo suficientemente entrañable como para hacernos sentir cariño o enojo.

En realidad, el trabajo de Saris es muy plano y frío. Consigue enlazar algún que otro rasgo romántico por el titánico esfuerzo de Rebecca Ferguson, que sobresale por encima de un guión sin aristas, pero no tiene la capacidad de poder desatar un volcán en erupción; en tal caso, una chinita apenas templada.

El paquete en general es gélido y tampoco el papel del gran Charles Dance es tan importante o principal como para poder agarrarse a su regia presencia.

Comentarios