ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Kung Fu Panda 3» (***): «Padre no hay más que dos»

Crítica de «Kung Fu Panda 3» (***): «Padre no hay más que dos»

La película es un bordado de fantasía visual, con el imaginativo pueblo perdido de los Panda y con numerosas escenas de acción siempre con el contrapunto del humor

Día 11/03/2016 - 10.17h

Como tenía cuerpo para ello, Dreamworks exprime un poco más la figura oronda del panda Po, experto en artes marciales y en comer «gyozas» antes de que caigan al suelo. Para los que se preocupan por los aspectos técnicos de la animación, la película es un bordado de fantasía visual, con el imaginativo pueblo perdido de los Panda y con numerosas escenas de acción siempre con el contrapunto del humor, y las técnicas del 3-D siempre le proporcionan la profundidad que quizá no tiene el argumento.

En este terreno, el argumental, esta película ofrece una situación nueva, inesperada: el encuentro de Po con su padre biológico, que no es el ganso cocinilla obviamente, sino un osazo como él pero un punto más vago y extravagante. La relación entre ambos (con el padre ganso siempre vigilante y escamado) es el golpe de gong a la mejor comicidad de la película.

No explora hasta el fondo, y es de agradecer (no hay nada más plasta que los exploradores de fondo en las películas para niños), en el asunto clave del «chi», una técnica oriental incomprensible pero necesaria para combatir todo el mal que se les cae encima a Po y sus amigos luchadores, cada uno representante de una especie animal, en claro elogio a la transversalidad zoológica. Seguro que se le pueden poner pegas a este «Kung Fu Panda 3», pero mejor será esperarse al número 4.

Comentarios