ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «El regalo» (***): de repente, un conocido

Crítica de «El regalo» (***): de repente, un conocido

La película contiene retazos de un sinfín de títulos anteriores, pero tiene la virtud de sabe aprovechar algo bueno de cada uno y aportar sus propios giros, hasta la inevitable guinda final

Día 18/03/2016 - 09.15h

En un género explotadísimo, el actor Joel Edgerton hace su aparición triunfal como director y guionista. Se reserva además el papel estelar de la función, un personaje inferior solo en minutos a los de Rebecca Hall y Jason Bateman. El comienzo de este thriller solo es original en parte: una pareja con evidente holgura económica se muda a una casa californiana que les reserva un recibimiento inquietante. Tras encontrarse él con un viejo compañero de colegio, el matrimonio empieza a recibir regalos. Pronto empiezan a aflorar secretos del pasado.

La película contiene retazos de un sinfín de títulos anteriores, pero tiene la virtud de sabe aprovechar algo bueno de cada uno y aportar sus propios giros, hasta la inevitable guinda final, con la que Edgerton echa el resto. Con tanta referencia (del «Caché» de Haneke a «De repente, un extraño», de Schlesinger), es difícil encontrar auténticas novedades. Lo cierto, sin embargo, es que la trama avanza a paso ligero sin anticipar nunca la siguiente sorpresa, por más que si una cosa queda clara es que ese viejo amigo reencontrado no traerá nada bueno a la estabilidad familiar.

Inquietante, amena e inteligente, la cinta ofrece lo que se espera de ella, sin reinventar géneros ni cambiar la visión del mundo de nadie. Es puro cine de género, nunca excepcional y siempre eficaz. Llos actores cumplen con su cuota de responsabilidad, no solo el inquietante Edgerton. Hall y Bateman ejemplifican con estilo la imagen de personas no tan corrientes, con destellos de normalidad y de lo contrario. Como la propia película.

Comentarios