ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Nuestra hermana pequeña» (****): Aroma de Ozu

Crítica de «Nuestra hermana pequeña» (****): Aroma de Ozu

El japonés Kore-eda solo hace dos tipos de películas, o buenas o buenísimas, y ésta prodigiosa miniatura de sentimientos personales y familiares es claramente de las segundas

Día 23/03/2016 - 20.38h

Salvo alguna excepción, el japonés Kore-eda solo hace dos tipos de películas, o buenas o buenísimas, y ésta prodigiosa miniatura de sentimientos personales y familiares es claramente de las segundas. Con algo más de espacio y, sobre todo, de talento, podría indagar en todo el caudal poético y humano que funde a Kore-eda con Ozu, tanto en el cuerpo como en el alma de su cine, y en esta historia de paseos, de vías de tren, de tarde soleada, de cámara sentada, de interior confortable, de espacios de hogar, de tradición, respeto, sentimiento, de amores suaves sin tacto, ni contacto, ni beso que no sea con la mirada?, es cine que saca la emoción de la talla de la imagen, como lo saca el escultor de la talla de la piedra.

La vida de esas tres hermanas que acogen, a la muerte del padre, a esa hermana pequeña fruto de otra relación y que le permitirá a esta pieza de orfebrería labrar con delicadeza el oro de sus relaciones y mostrarnos, sin salirse de lo cotidiano (ese aire vivo de Ozu), el interior de todas ellas y sus aledaños, sus más y sus menos de la vida pasada y por venir; y con el personaje de la hermana mayor (tan otoño tardío, tan Setsuko Hara, tan vocacional y paliativa) como punto definitivo de encuentro con el nudo del cine de Ozu?

Nada ocurre en esta película, salvo que sales de ella más limpio, más grande, más virtuoso y saludable. Tanto con apenas nada.

Dirección: Hirokazu Kore-eda. Con: Haruka Ayase, Masami Nagasawa.

Comentarios