ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Objetivo: Londres» (**):  Truenos repetidos

Crítica de «Objetivo: Londres» (**): Truenos repetidos

No hay sorpresa, solo lo que se espera, incluyendo (y es lo peor) la consabida retahíla de frases supuestamente graciosas a cada heroicidad

Día 08/04/2016 - 12.48h

Uno no tiene nada contra las películas de acción. Todo lo contrario. Amenizan el día a día, distraen y hasta embelesan a algunos con su diversidad de fuegos cruzados entre las balas, la intensidad y los persistentes héroes. Esta «Objetivo: Londres» es la continuación de «Objetivo: la Casa Blanca» (2013). Tiene los mismos actores y la trama es idéntica: ataque a los jefes de estado descarnado sin sutileza alguna, solo que a nivel mundial.

No hay sorpresa, solo lo que se espera, incluyendo (y es lo peor) la consabida retahíla de frases supuestamente graciosas a cada heroicidad. Como Bruce Willis, solo que este sí que tiene gracia en dicho empeño.

Por supuesto que los actores han ido solo a cobrar el cheque y eso les obliga a lo malo de esta clase de filmes que aquí se repite sin el menor rubor: aplausos en el mando central al ganar los buenos, discursos patrióticos un tanto sonrojantes y demasiada propaganda unilateral. Esto es como el Barça: ya son buenos, no hace falta que les apoye el árbitro.

Dirección: Babak Najafi. Con: Gerard Buttle, Aaron Eckhart.

Comentarios