ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Cantinflas»: Todo es Jaenada

Crítica de «Cantinflas»: Todo es Jaenada

Con dos años de retraso llega a España esta película que habla del más grande actor mexicano, pero también de uno muy grande español, Oscar Jaenada

Día 15/04/2016 - 11.46h

Con dos años de retraso llega a España esta película que habla del más grande actor mexicano, pero también de uno muy grande español, Oscar Jaenada, o el tío que se parece a «to quisqui», capaz de ser Camarón, o «el gamba», o estos dos personajes que clava completamente, a Mario Moreno y a su personaje único, inimitable, Cantinflas, y al cual adorna con su propio verbo y su propia traza.

Al minuto dejas de ver a Jaenada para ver y oír al doble o triple de Cantinflas. La película es un perfecto «biopic» aunque retrata en realidad el detalle de dos «vidas», la del productor Mike Todd mientras preparaba la producción de «La vuelta al mundo en 80 días», antes de ponerle un anillo a Liz Taylor, y la del «pelao» Mario Moreno y su conversión en el gran éxito del cine mexicano.

Muy bien ambientada en época y lugar, tanto en su mexicanismo como en su hollywoodiez, bien pasada de vueltas en sus aspectos melodramáticos (la relación matrimonial de Mario Moreno) y bien contenida en iluminar las zonas oscuras del personaje, del que sugiere tanto su ingenio como su (mal) genio y sus destellos de egolatría.

Película entretenida, apasionada y útil, que retrata algunos aspectos del éxito y sus inevitables fracasos, y que ofrece un cuadro cambiante, superficial y legendario del genio de Cantinflas y también otro muy, muy directo del genio de Óscar Jaenada, un Elmyr de Hory de la interpretación y digno de un Orson Welles.

Comentarios