ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «los milagros del cielo» (**): Es de no creer

Crítica de «los milagros del cielo» (**): Es de no creer

Ahora que tanto se habla de la expansión de un cristianismo conservador en Estados Unidos, cabe preguntarse por su reflejo en el cine

Día 21/04/2016 - 19.29h

Ahora que tanto se habla de la expansión de un cristianismo conservador en Estados Unidos, cabe preguntarse por su reflejo en el cine. Existir, existe: hace un par de años reseñamos la película «El cielo es real», en la que Greg Kinnear debía aceptar que su hijito resucitaba de una anestesia letal tras una visita al cielo. Aquí, de la mano de los mismos productores, cosa que se podía adivinar por su imaginación para poner títulos, es Jennifer Garner quien debe aceptar que su hijita sana de una rara enfermedad incurable tras visitar el mismo cielo.

Bien, aquí ya entra en juego la fe de cada uno, que por supuesto hay que respetar, no sin recordar la secular desconfianza de la Iglesia ante la proclamación de milagros por parte de los creyentes. Desde el punto de vista fílmico, hacer que sean niños los que vuelven del otro lado es una forma de evacuar el debate del eje razón/fe para volcarlo del lado de los sentimientos: los que tenemos hijos podemos entender que estos padres acepten cualquier explicación con tal de recuperarlos. Desde el punto de vista narrativo, la película trrasciende los esquemas del cine new age de autoayuda: la madre sufre una convincente crisis de fe y al final concluye, parafraseando a Sartre, que el cielo son los otros, toda la gente que les ayudó en su calvario.

Comentarios