ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Los recuerdos» (**): Al final de la escapada

Crítica de «Los recuerdos» (**): Al final de la escapada

Enmarcada entre dos funerales, esta agradable película francesa esboza un retrato de tres generaciones de una familia tan típica que es difícil encontrar algo ocurrente que decir para describirla

Día 21/04/2016 - 19.37h

Enmarcada entre dos funerales, esta agradable película francesa esboza un retrato de tres generaciones de una familia tan típica que es difícil encontrar algo ocurrente que decir para describirla. La abuela se queda sola y un poco a la fuerza la colocan en una residencia. Al hijo acaban de jubilarle pero no se plantea en ningún momento aprovechar su tiempo libre para cuidar de ella. Y al final el nieto quien, como todo joven de película, se debate entre la vocación artística y el deseo del primer amor, es el único que cuida de la anciana, sobre todo cuando la mujer se fuga en busca del tiempo perdido en una infancia normanda.

Como la abuela es Annie Cordy y su hijo es un Michel Blanc capaz de reciclar en clave menos siniestra la inexpresividad que le hizo famoso en M. Hire, las simpatías que quiere suscitar la película están perfectamente (tele)dirigidas. La película como decimos no contiene revelaciones extraordinarias ni escenas de choque pero se deja ver porque no hace trampas a la hora de reflejar los flujos de la vida o las debilidades y virtudes de las personas. Uno hubiera querido más escenas del jubilado Blanc, tan gris que consigue que le miremos como un elemento del mobiliario, pese a que le llueven unas cuantas bofetadas.

Comentarios