ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crtítica de «La noche que mi madre mató a mi padre» (***): Comedia negra y redondita

Crtítica de «La noche que mi madre mató a mi padre» (***): Comedia negra y redondita

Historia típica de vodevil, de relato con «puertas», con enormes ganas de ser divertida, pero más aún de ser maliciosa

Día 29/04/2016 - 10.40h

Sorprendente y feliz mezcla de texto, cine, teatro e interpretación, pues todo ello pugna en el marco de la pantalla por ponerse delante de lo otro. Historia típica de vodevil, de relato con «puertas», con enormes ganas de ser divertida, pero más aún de ser maliciosa, pues vierte sus gotas de ácido sobre la pareja, la ex pareja, el escritor de guiones, el actor boludo o la mujer-actriz invisible. La puesta en escena de la directora, Inés París, mantiene todos los platos girando sin caerse y a un ritmo tan vivo que honra cada una de todas las interpretaciones: el siemprebién Eduard Fernández como el guionista plomo, la estupenda Belén Rueda, los guindillas de la función, Fele Martínez y Patricia Montero, María Pujalte y la sorpresa de la cena, de la noche, de la película: Diego Perreti, el actorazo argentino que entra a ese escenario (del crimen) con el mismo azoramiento que el espectador al que saca el mago a la palestra? Todo el «clic-clac» encaja a la perfección, y ni siquiera importa demasiado que los dos o tres golpes inesperados del guión se dejen sospechar o adivinar, pues no hace sino confirmar que esa increíble nariz de Perreti necesita, claro, a un espectador con olfato.

Comentarios