ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Ahora sí, antes no» (***): El sendero que se bifurca

Crítica de «Ahora sí, antes no» (***): El sendero que se bifurca

Hong propone un juego narrativo que complacería a Barthes y a Eco

Día 05/05/2016 - 21.20h

El coreano Hong forma parte del exclusivo canon de directores festivaleros por lo que el cinéfilo no profesional, como por ejemplo el lector de esta reseña, puede ser esta la primera película suya que vea. Le haría falta saber que todas sus películas se parecen mucho entre sí en el tipo de historias que cuentan -hombres que establecen relaciones con mujeres- y en la forma de contarlas: sin estridencias dramáticas, a través de largas conversaciones observadas por una cámara ligeramente distanciada (aunque a veces incurra en algún zoom más o menos grosero). Esto último ha hecho que al crítico occidental le «salga» compararle con Rohmer o con Allen. Lo de nuestro antiguo compinche de Manhattan no lo vemos claro, pese a que tenga un título similar a este («Melinda & Melinda»). Quiero decir que aquí Hong propone un juego narrativo que complacería a Barthes y a Eco, y convierte al espectador en un lector in fábula: contar una misma relación incipiente dos veces, lo que convierte a cada una en una versión condicional de la otra: «Y si hubiera dicho esto, en vez de aquello?» El juego genera suspense, al hacernos evocar si el destino puede reescribirse? o al menos arreglarse una mala noche.

Comentarios