ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «La bruja» (***): Terror que no asusta

Película más de clima, de atmósfera, de visualidad sugerente y de fondo sonoro para cortar la mayonesa, que película de terror

Día 12/05/2016 - 13.44h

Película más de clima, de atmósfera, de visualidad sugerente y de fondo sonoro para cortar la mayonesa, que película de terror, aunque quizás esto sea algo que deduzcan los amantes de este género cuando ya se les previene de que es un «ejercicio perturbador». Cuando de una película «de miedo» se dice que es perturbadora y que está muy por encima del género de terror, ya sabe uno que puede verla mientras silba tranquilamente en su butaca. Y no yendo a ver lo que no hay en ella, es posible disfrutarla en lo que vale. Gran trabajo de dirección, del debutante Robert Eggers, que extrae oro en una mina de carbón: las relaciones sórdidas de una familia de alta motivación religiosa, que vive junto a un bosque inquietante y a los que las desgracias se le amontonan con un cierto olorcillo a brujería. El olorcillo se torna en pestilencia, con escenas y viñetas con más carga expresiva o metafórica que narrativa, más enfocada al horror humano que al terror metafísico, con un uso magnífico de la banda sonora y unas buenas interpretaciones infantiles (la joven Anya Taylor-Joy se lleva todo el peso, junto al negruzco macho cabrío y al personaje del padre, Ralph Ineson, con una de esas voces que salen de muy abajo).

«La Bruja» es insólita mientras que hace equilibrios entre terrenos, la realidad, el fanatismo, lo sobrenatural, lo moral, lo onírico, lo histérico?, pero llega la necesidad de tener que explicarse, y eso complica y en cierto modo desactiva el impacto, a pesar de que su inventiva visual (el aquelarre tiene tela, aunque las nigromantes vayan coritas) ejerza como un bebedizo hipnótico. En fin, no hay clichés, y eso en el género de terror es tan insólito como un domingo sin fútbol.

Dirección: Robert Eggers. Con: Anay Taylor-Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie

Comentarios