ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Alicia a través del espejo» (***): Estallido de colores mágicos

Crítica de «Alicia a través del espejo» (***): Estallido de colores mágicos

Bobin, alumno aventajado, ha puesto el acento aún más en la imaginación desbordante, en los colores chillones, en los efectos especiales desmesurados y en todo lo que se puede esperar de una película que es desbordante por los cuatro costados

Día 26/05/2016 - 16.53h

Secuela de «Alicia en el país de las maravillas», película de esas que le gustan tanto a Tim Burton y a su actor fetiche favorito, Johnny Depp. A ambos, sobre todo al actor, les encantan los disfraces, los colores y las aventuras de hadas imposibles. A Depp, de hecho, le encanta tanto que es capaz de disfrazarse de chocolate suizo a la menor ocasión.

Viene a cuento de que esta Alicia es producto de la obsesión de uno y de otro, a pesar de que aquí Burton es solo productor. Sin embargo, Bobin, alumno aventajado, ha puesto el acento aún más en la imaginación desbordante, en los colores chillones, en los efectos especiales desmesurados y en todo lo que se puede esperar de una película que es desbordante por los cuatro costados.

Digamos que en este aspecto, el espectáculo es impresionante, que cada escena llena la retina de todo, hasta tal punto que llega a ser excesiva pues no da tiempo a asimilar cada rincón de la pantalla con personajes que se quedan un tanto al margen, mucho más la gran cantidad de ellos que asoman sus extrañas cabezas en el relato. La pega de Bobin (vaya con el apellido) es, además de la ya irritante ingenuidad, que tanto estruendo de color y espectáculo oculta a los personajes, a los que apenas se les puede pasar una capa de profundidad, insuficiente para ponerlos en circulación.

En este aspecto hay que destacar el esfuerzo mimético de los actores: la potente presencia, como es habitual en ella, de Wasikowska; la templanza y mesura (extraña en él) de Depp, y lo mejor: el buen retrato de Reloj e Iracunda, brillantemente llevados a escena por un sorprendente Baron Cohen y por Bonham Carter, sin duda la más beneficiada por un personaje muy agradecido.

Dirección: James Bobin. Con: Mia Wasikowska, Johnny Depp, Helena Bonham Carter, Anne Hathaway, Sacha Baron Cohen.

Comentarios