ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Las amigas de Ágata» (***): Naturalismo e inocencia

Crítica de «Las amigas de Ágata» (***): Naturalismo e inocencia

La cámara sigue a cuatro amigas del colegio que descubren el mundo, a esa edad maravillosa sobre la que solo pesa una maldicion: la obligación de pasárselo bien

Día 10/06/2016 - 11.21h

Que un proyecto de fin de carrera llegue a los cines es noticia. Que guste a grandes masas de público será otra cosa. De momento, críticos y festivales han recibido con los brazos abiertos esta ópera prima de cuatro compañeras de curso de la Pompeu Fabra de Barcelona. Isaki Lacuesta, León Siminiani y Gonzalo de Lucas tutelaron y avalan este fresco sobre la juventud, rodado con deliberado descuido formal, en la imagen y en el sonido, pero con la autenticidad que tienen las obras sin artificios.

La cámara sigue a cuatro amigas del colegio que descubren el mundo desde el balcón de la universidad, a esa edad maravillosa sobre la que solo pesa una maldicion: la obligación de pasárselo bien. Diversiones gregarias y conversaciones triviales se suceden sin una estructura dramática evidente. Hay un eje, sin embargo, sobre el que gira todo: la personalidad de su protagonista. La Ágata del título sostiene sobre los hombros de su inteligencia el peso de la narración. Es una persona que apetece conocer. Lidera en silencio la manada y, con su simple mirada, justifica esta apuesta radical por el naturalismo. Las otras muchachas viven y cumplen bien su papel. Ella aporta la lucidez.

Comentarios