ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Expediente Warren» (***): El demonio ocupa

Crítica de «Expediente Warren» (***): El demonio ocupa

El matrimonio Ed y Lorrain Warren son a los fenómenos paranormales lo que Romina y Albano a la canción

Día 16/06/2016 - 22.09h

El matrimonio Ed y Lorrain Warren son a los fenómenos paranormales lo que Romina y Albano a la canción. Sin ellos, nunca se nos hubiera ocurrido decir la palabra poltergeist, y su «expediente», fruto de una vida dedicada a espurgar casas endemoniadas, ha sido infusión habitual para el bebedizo del cine de terror. Este caso, el de Enfield, ocurre en una casa londinense, y se trata de una familia sometida a todo tipo de bromas diabólicas por un fulano muerto allí y con la misma terca voluntad de no irse que un «okupa». El director, James Wan, domina ese catálogo de recursos de cámara, luz, sonido, interpretación y sugestión para que a uno, en su butaca, a oscuras, le den ganas de pedirle al responsable del cine que deje una luz encendida en la sala; la relación insana y aterradora entre una de las niñas y el espíritu maligno produce la misma impresión que un cubito de hielo escurriéndose por tu espalda. La pareja de investigadores, Vera Farmiga y Patrick Wilson, aunque empalagosa y remilgada, consigue controlar ese demonio para el cine que es lo inverosímil: a pesar de que el desenlace de estas historias siempre contenga un exceso de folclore y de jolgorio poco serio, no es fácil evitar que el proceso de posesión de la niña consiga que, sin mover los zapatos del suelo, se te coman los calcetines.

Comentarios