ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Mi hija, mi hermana» (***): Centauros del planeta

Crítica de «Mi hija, mi hermana» (***): Centauros del planeta

Empieza como una película del Oeste belga (sic) con un festival country que solo es el escenario del drama que se avecina

Día 16/06/2016 - 22.10h

Dirección: Thomas Bidegain. Con: F. Damiens, F. Oldfield.

Thomas Bidegain es un debutante atípico. Escribir para Audiard («Un profeta») lo equipara a Guillermo Arriaga, quien pasó de ser el guionista de Iñárritu a dirigir sus propias maravillas. «Mi hija, mi hermana» juega al desconcierto al principio. Empieza como una película del Oeste belga (sic) con un festival country que solo es el escenario del drama que se avecina. A partir de ahí, sobreviene una búsqueda y el choque de dos mundos cada vez más irreconciliables.

Lo curioso es que el cineasta se aferra al western, ahora en su particular «Centauros del desierto», con un John Wayne europeo menos carismático, pero con idénticos temores y defectos. La narración se toma su tiempo, pero nunca se detiene ni tiembla a la hora de golpear al público con nuevos disgustos. Tragedias como el 11-S y el 11-M sirven de escaleta para situar al espectador, probablemente perdido en la geografía de la cinta y en el incomprensible mundo actual. Ha nacido una voz, que habrá que seguir de cerca.

Comentarios