ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «La leyenda de Barney Thomson» (***): Asesinatos en serie, pero no en serio

Crítica de «La leyenda de Barney Thomson» (***): Asesinatos en serie, pero no en serio

Magistral la descripción literaria y visual de ese barbero cincuentón y de su mangonera madre, el uno campeón mundial del aburrimiento y del gafe a terceros y la otra un puro estrambote

Día 16/06/2016 - 22.09h

El actor Robert Carlyle apela para su primera película como director a ese tradicional espíritu burlón y negruzco del cine británico. Magistral la descripción literaria y visual de ese barbero cincuentón y de su mangonera madre, el uno campeón mundial del aburrimiento y del gafe a terceros y la otra un puro estrambote que encarna Emma Thompson en caída libre, sin paracaídas ni prejuicios, envejecida a lo bestia y animalmente graciosa.

Pero no es una película descriptiva ni fina, sino que es una palangana de ideas con intriga policial y con un descarado pulso entre los detectives y los criminales por ver cuál es más lerdo. Todos los personajes, los compañeros de barbería, las amigas de la madre, los cruces de competencias policiales?, todos, están trazados con tanto brochazo como pincelada, y dibujados en un lienzo sorprendentemente provocador y amoral, con múltiples homicidios y asesinatos múltiples aunque colados por el pasapuré del humor grotesco. Robert Carlyle tiene pulso y cierto gusto por la imagen y su temperatura al dirigir esta comedia negra, y tiene esa seriedad sospechosa para interpretar a Barney Thomson, el barbero desastre que mantiene una relación muy tensa con sus clientes. Quizá le falte a la leyenda de este barbero poco recomendable algo de audacia para dar la campanada, algo de mayor profundidad en la estocada de su farsa, pero tal y como está resulta sorprendente y divertida.

Comentarios