ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Mi perfecta hermana» (***): Tragedia doméstica

Crítica de «Mi perfecta hermana» (***): Tragedia doméstica

La anorexia es el tema de la película, que es todo lo precisa y deprimente que puede ser la crónica de una adicción, todo siempre cuesta abajo

Día 16/06/2016 - 22.10h

Parece que la debutante directora Sanna Lenken sabe de lo que habla, pues padeció anorexia. Ese es el tema de la película, que es todo lo precisa y deprimente que puede ser la crónica de una adicción, todo siempre cuesta abajo. La originalidad está en el punto de vista adoptado: el de la hermana pequeña de la enferma, una niña un poquito rolliza y no muy buena deportista; no importa nada porque ya pegará el estirón y tiene toda la vida por delante.

La chica admira con pureza absoluta, infantil, a su guapa hermana «perfecta», que vive entregada al ejercicio del patinaje artístico: desde luego, es su modelo en la vida, hasta que empieza a observar en ella algo extraño que no sabe siquiera que se llama trastorno alimentario. La peculiar tesitura de la pequeña consiste en que no tiene espacio para entender primero o para reaccionar después ante el grave desorden que tiene ante sus ojos: sobre esa frustración construye, sin aspavientos ni grandes salidas de tono, su suspense y su moral esta discreta y honesta película.

Comentarios