ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Dioses de Egipto» (**): Proyas contra el mundo

Crítica de «Dioses de Egipto» (**): Proyas contra el mundo

Los norteamericanos se han cebado con esta película de una manera tan encarnizada que cuesta comprenderlo cuando bodrios muchos más grandes que éste lo dejan pasar mirando para otro lado

Día 22/06/2016 - 09.16h

Vaya por delante que los norteamericanos se han cebado con esta película, y lo han hecho de una manera tan encarnizada que cuesta comprenderlo cuando bodrios muchos más grandes que este lo dejan pasar mirando para otro lado. Bien es cierto que Proyas mantiene una relación de odio-odio con la prensa y puede que por ahí vayan los tiros. Una vez dicho esto, la película es una de tantas de este estilo. Muchos efectos especiales (muy buenos en algunas ocasiones), rapidez, agilidad y todo al servicio de una trama vulgar, sin un ápice de originalidad y con un guión que en muchas ocasiones da grima oírlo.

El hecho de haber metido en el proyecto a dos estrellas como Gerard Butler y Nikolaj Coster-Waldau apenas para el golpe. Sobre todo el Matarreyes de «Juego de Tronos» sale peor parado que Leónidas porque su papel es aún más plano que el de su rival (y es mucho decir). En suma, que el asunto da para dos horas distraídas y un buen puñado de palomitas. Si buscan más se van a amargar, y no merece la pena.

Comentarios