ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Mi panadería en Brooklyn» (**): Intimismo sin carisma

Muestra un cierto aire modernista, que roza lo cursi, y presenta la historia de las dos primas que intentan mantener un negocio

Día 01/07/2016 - 09.26h

Estamos ante un nuevo intento de mostrar la historia intimista de un barrio en Nueva York, que es lo que todos buscan: ser Woody Allen en pequeñito. Por ahora, el único que se le acercó con cierto éxito y un sello personal fue Edward Burns, e incluso él se quedó corto en talento. Esta panadería muestra un cierto aire modernista, que roza lo cursi, y presenta la historia de las dos primas que intentan mantener un negocio. El filme presenta agujeros: algunos de los personajes reaccionan sin sentido a determinadas situaciones, la acción se desarrolla con poco carisma y de todos los personajes los que resultan más magnéticos son precisamente nuestros Aitor Luna y la guapísima Blanca Suárez.

Al final, queda el toque de una sabor agradable sin más, una media sonrisa y la sensación de un proyecto discreto, desde luego menos apetecible que la bollería que exhibe.

Dirección: Gustavo Ron. Con: Aimee Teegarden, Linda Lavin.

Comentarios