ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Todo saldrá bien» (***): Una muerte anunciada

Crítica de «Todo saldrá bien» (***): Una muerte anunciada

La película se instala en la casa de la muerte anunciada con dos buenas actrices dispuestas a batirse en duelo para placer o, más bien, para catarsis del espectador

Día 08/07/2016 - 11.06h

Una película sobre una mujer que regresa a la casa familiar en donde le espera una hermana amargada por tener que cuidar de una madre enferma que ha pasado ya de la fase de cuidados paliativos? puede apetecer menos que pasar por esa -ineludible- experiencia en la vida real. Pero tan lógica prevención se desvanece cuando, como ocurre aquí, uno se instala en la casa de la muerte anunciada con dos buenas actrices dispuestas a batirse en duelo para placer o, más bien, para catarsis del espectador. Digamos ya sus nombres, que bien se lo merecen, y que se repiten en sus personaje como para aumentar el efecto de realidad del drama: Isabel Ampudia y Mercedes Hoyos. Isabel es la hermana urbanita que se fue a la ciudad para triunfar (pero la trama transcurre en un momento de crisis laboral y de servicios sociales) y Mercedes la que se quedó, la que no tiene estudios: su marcado acento en las primeras escenas del duelo es como una puesta en evidencia de la sofisticación de Isabel. Pese a los juegos de poder, pese al rencor entre los dos personajes, la película de Jesús Ponce no cae en el énfasis granguiñolesco de Tennessee Williams o Albee: lo que vemos es menos divertido pero desde luego más realista y quizá, finalmente, más emocionante, como en esos pequeños momentos de acercamiento entre las hermanas que se subliman en el instante de su separación final.

Comentarios