ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Viva» (**): Bolero de padre e hijo

Crítica de «Viva» (**): Bolero de padre e hijo

Paddy Breathnach saca algunas realidades pero como de contrabando al contar la historia de un joven cubano, peluquero, homosexual, artista de cabaret y buena persona

Día 08/07/2016 - 11.07h

Para sacarle un fresco a La Habana parece condición indispensable no ser de allí, y más fresco será cuanto menos se tenga que ver (y oír) con ella, como el irlandés Paddy Breathnach, que saca algunas realidades pero como de contrabando al contar la historia de un joven cubano, peluquero, homosexual, artista de cabaret y fundamentalmente buena persona. De todos modos, no está en lo que hay de estraperlo (el machismo, la insolidaridad, la prostitución, la canción desesperada?) sino en la magnífica y ensortijada relación familiar de padre e hijo lo más aprovechable de la historia. Héctor Medina y Jorge Perugorría son lo mejor, lo más real, dentro de esta tentación hiperrealista del director irlandés con los bajos fondos de La Habana, algo previsibles, como si se hubiera traído el cliché de cualquier otro sitio. La relación de ese joven especial en muchos sentidos con su padre, ex boxeador que abandonó a su madre y a él, que regresa a la casa tras varios años de cárcel por matar a un hombre, es demoledora y cromática, y tormentosa en la línea de Blanche Dubois y Stanley pero a bordo de otro tranvía. Realismo y melodrama, con fondo de bolero y ambiente de primeras filas de cabaret o de ring.

Comentarios