ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «El espejo de los otros» (***): La última cena

Carnevale, presencia creativa habitual en el reciente cine argentino, propone aquí una apuesta de riesgo

Día 08/09/2016 - 13.24h

Carnevale, presencia creativa habitual en el reciente cine argentino, propone aquí una apuesta de riesgo. La premisa, un restaurante de una sola mesa («carísimo», sin duda), montado en una catedral en ruinas, sin techo, y en donde sometidos a un trato exquisito y a una música soberbia, los comensales que han conseguido reservar celebran algo parecido a una última cena privada, laica pero llena de revelaciones tan terribles como maravillosas.

El riesgo está en el presunto simbolismo de un «dispositivo» tan artificial como el de este Cenáculo y en que las cuatro diferentes veladas que presenciamos se reducen a un grupo de gente hablando: estamos sin duda ante un «talking picture». Eso está lejos de ser un problema porque vemos y oimos a un selecto reparto de actores argentinos (el nivel está alto) tan conocidos como Norma Aleandro, Graciela Borges, etc. Pero el mejor, con perdón, es el gran Oscar Martínez, a punto de hacerse famoso en Venecia con «El ciudadano ilustre» y que aquí vuelve a estar sobrado de elegante y profundo buen hacer.

Comentarios