ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Guernika» (**): Más romántico que histórico

Koldo Serra conjuga dos ambiciones sin subirse al púlpito, la de contar la Historia, o algo de ella, y la de contar la historia de amor, periodismo e ideología de un hombre

Día 09/09/2016 - 09.58h

El director bilbaíno Koldo Serra conjuga dos ambiciones sin subirse al púlpito, la de contar la Historia, o algo de ella, y la de contar la historia de amor, periodismo e ideología de un hombre y una mujer que coincidieron en los días previos al bombardeo, uno como descreído reportero americano y ella como controladora de la oficina de prensa republicana al servicio del mandato soviético.

Lo mejor de este Guernika es la madurez cinematográfica con la que controla el director cualquier tentación de ser estupendo, o picassiano, o filósofo, o politólogo e historiador, sino que combina una escritura fílmica muy legible, una ambientación lujosa y eficaz, en el sentido de atractiva visualmente, y un relato con un fino miramiento para que la realidad histórica y la ficción no se repudien como es habitual, y permite que el espectador viva la tragedia sin machacarse las entrañas por ello, y también que viva el romance peliculero sin que le salga una erupción: María Valverde y James D?Arcy podrían estar, aunque sea muy al fondo y un par de días, en el bar de Rick. Supongo que resultará muy templada para los que prefieran más tripa que corazón, y para los que dividen en buenos y malos. No hay grandes elogios para ningún bando.

Comentarios