ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Los hombres libres de Jones» (***): Por la causa y por sus efectos

Lucha de clases, racismo, búsqueda de justicia y horizonte? Todo ello fácil de leer, aunque la película apunta una complejidad mayor al introducir algunos efectos inmediatos

Día 16/09/2016 - 10.58h

La historia de inspiración real, aunque con irisaciones de Robin Hood, de un granjero sureño, Newton Knight que, en plena Guerra de Secesión, organizó y comandó una revuelta contra el Ejército Confederado tras desertar y reunir una «banda» multirracial y socialmente transversal (je, je) con esclavos huidos y otros desertores entre los manglares del Mississippi. Y fundó en esa especie de Bosque de Sherwood, el libérrimo Estado de Jones.

El director, Gary Ross, maneja parecidos códigos de aventura, emoción y sed de justicia a los que usó en «Los juegos del hambre» o «Seabiscuit», y cuenta para su carrera con un caballo antes percherón y ahora pura sangre llamado Matthew McConaughey, actor que mejora en la pantalla en una proporción inversa a lo que empeora físicamente: pésimo aspecto, grande interpretación.

El detonante, lo que le impulsa a reorganizar su guerra, es la Ley indigesta del Gobierno Confederado por la cual los granjeros blancos con más de veinte esclavos se libraban de ir al frente, dejando ese «privilegio» a los más pobres y menos interesados en la batalla. Lucha de clases, racismo, búsqueda de justicia y horizonte? Todo ello fácil de leer, aunque la película apunta una complejidad mayor al introducir algunos efectos inmediatos (KuKluxKlan) y muy posteriores (injusticias y disturbios raciales en el siglo XX).

Dirección: Gary Ross. Con: Matthew McConaughey, Gugu Mbatha-Raw

Comentarios