ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Sing street» (***): Un oasis entre las tinieblas

De eso se trata la película, de encontrar la felicidad por medio de la música, que es una de las mejores maneras de encontrarla

Día 30/09/2016 - 10.06h

Antes de que llegaran los tiempos oscuros, antes de que nos enterásemos que la mayoría de los políticos nos roban hasta el alma, de que el mar se cubriese de un negro manto, de que los amigos nos abandonasen, de que el amor de nuestra vida dijese que nosotros no eramos el suyo, mucho antes de todo eso... eramos románticos, sentimentales, idealistas y... jóvenes.

De eso se trata «Sing Street», de eso y de encontrar la felicidad por medio de la música, que es una de las mejores maneras de encontrarla. Chico conoce a chica y en esa entrega ilusionada por conquistarla forma un grupo, y las letras del amor, que son como una droga que te ilumina la mente, hace el resto. El camino paralelo entre el amor y el éxito del grupo lo ha llenado de belleza y ternura John Carney, en un sendero similar al de una joyita como «The Commitments», es decir, con mimo, con frescura y un gancho que te va arrastrando por la tierra de la felicidad hasta que llega el The End.

En apartados destacados, personajes variopintos y entrañables, como el hermano del protagonista, un supuesto perdedor que a los ojos del espectador aparece como un triunfador de la nada, un tipo auténtico de los que uno querría ser aunque estuviera en el infierno. También la banda, unos silenciosos y eficientes, otros estruendosos, pero siempre amigos.

Luego, sales del cine y volvemos a la parrafada del principio, a la triste realidad...

Dirección: John Carney. Con: Ferdia Walsh-Peelo, Lucy Boynton, Jack Reynor, Aidan Gillen.

Comentarios