ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Snowden» (***): Lo heroico del villano

El «efecto Stone»en la historia anima a ver en ella lo que tiene de alarmante para todo ciudadano, esa absoluta desnudez ante los ojos del poder

Día 13/10/2016 - 21.15h

Conocido Edward Snowden y conocidos los puntos esenciales de los hechos que lo situaron en el punto de mira de la actualidad política y global, lo que faltaba por conocer era el punto de vista de Oliver Stone. Este director «pepitogrillo» del sistema aborda la historia de Snowden poniendo en el centro de la trama el documental que hizo Laura Poitras («Citizenfour»), tramado en aquella reunión clandestina en Hong-Kong junto a los periodistas de The Guardian, justo cuando comenzó la fiesta de las filtraciones.

Ahí arranca la película de Stone, y toda esa conspiración del «presente» se aliña con la narración de los momentos cumbres del pasado del personaje, de integrado a desintegrado, de su paulatino cambio de conceptos como país, servicio y conciencia, todo ello influido por las circunstancias personales (su relación de pareja con el personaje, clave, que interpreta Shailene Woodley). ¿Pero qué ofrece esta ficción de Stone a lo que ya tenía el documental de Poitras?..., pues, además de la precisa encarnación del personaje que hace Joseph Gordon-Levitt, al que la CIA habrá puesto micrófonos por si fuera realmente Snowden, el «efecto Stone»en la historia anima a ver en ella lo que tiene de alarmante para todo ciudadano, esa absoluta desnudez ante los ojos del poder, esa línea rota (y descubierta en sus filtraciones) entre lo público y lo privado, y esa certeza de servicio al bien mundial que pone en la cabeza de Snowden y el periodismo revelador.

Conceptos que tal vez ofrezcan dudas a buena parte de la opinión pública del mundo real, pero que, en la ficción, ni el director, ni su Snowden, ni su película, titubean en lo moral y útil de llevar luz a la tiniebla.

Dirección: Oliver Stone. Con: Joseph Gordon-Levitt, Shailene Woodley, Melissa Leo.

Comentarios