ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Luz de soledad» (**): el rostro de la bondad

Pablo Moreno ahonda en su línea de películas religiosas, rodadas con buen gusto y la ilusión de mostrar vidas ilustres

Día 20/10/2016 - 22.09h

Pablo Moreno ahonda en su línea de películas religiosas, rodadas con buen gusto y la ilusión de mostrar vidas ilustres que el cine comercial no mira ni de ­reojo. Con una excelente Laura Contreras como protagonista, el rostro mismo de la bondad inteligente, «Luz de Soledad» narra la vida de Soledad Torres Acosta, fundadora en el siglo XIX de la congregación de las Siervas de María, de donde salieron las primeras enfermeras tituladas de España. Manuela, como todos la conocían de pequeña, no solo tiene una plaza en su madrileño barrio de Chamberí, sino que acabó siendo canonizada por Pablo VI.

Antes tuvo que superar innumerables escollos, también internos, en una prueba más de lo difícil que es hacer el bien. La cinta nos muestra a una mujer entregada a los enfermos y a los débiles, de vocación temprana, pese al disgusto paterno. Del reparto también destacan Lolita Flores y Elena Furiase, habitual del cine de Moreno. Estamos ante una cinta romántica, de una joven enamorada de Jesús que imagina su rostro en cada enfermo. Los diálogos son algo explicativos y el mensaje, muy explícito, principales pegas de una narración pedagógica.

Comentarios